Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Feroz combate

Posted by aura en Viernes, 10 agosto, 2007

Los que vivimos adentro de las líneas de los trópicos no conocemos fenómenos climatológicos como el que aquí cuento; esta era la observación del cambio de estación visto en Berlín.

FEROZ COMBATE

Acá sí que se entiende que se personifique a los elementos y fuerzas

de la naturaleza, claro; los otros seres;

ahora mismo están librando -y el prodigio es que uno es testigo, yo, manso, que estoy aquí-

un feroz combate el Invierno furioso reteimpío

y la tímida Primavera.

Ella se asoma tamañita a soplar las nubes

y a insinuar los colores con que viene;

muestra apenas los tobillos

y algo de una espalda violenta se le alcanza a ver,

y el recabrón sopla y deshace todo y todo lo vuelve gris y helado

y mustio.

Pero en los interines cómo brilla sobre las ventanas,

sobre las ramas donde pronto estarán las copas de los árboles,

sobre los tejados,

el azul inmensamente transparente del sol oblicuo;

como si uno estuviera viendo a las personas de la batalla

en plena acción:

ella, una jovencita de piel tersa y calentada desde adentro por el deseo,

con los cabellos gruesos sueltos y revueltos por los fuertes aires;

él, un viejo maldito, cascarrabias, ruin,

vestido con hilachas de cueros viejos sobre hilachas de cueros astrosos

y soltando a veces carcajadas

y suciedades y obscenidades otras.

Una verdadera gigantomaquia es,

o más bien estacionomaquia que aquí se percibe con claridad completa

desde ring side.

Hace viento,

caen ligeros copos de nieve,

se oscurece y hace todo gris,

sigue soplando el viento, se lleva las nubes,

todo se aclara como la duda eterna,

vuelven a cambiar las condiciones,

nieva,

uf, qué lucha.

Y qué frío.


Es otra cosa la vida vista desde aquí,

uno deja de ser ese ser que dura a lo largo sin sentir el largo de la vida.


Escúchalo:

Anuncios

2 comentarios to “Feroz combate”

  1. Estela Davis Garayzar said

    Feroz Combate,gran poema querido Alejandro, me gustó, es muy Aura. Muy tú.
    Fui tu alumna en la Casa del Lago hace un chingo de años ya.
    Sólo una cosa. Dices en tu poema: “el asul inmensamente transparente del sol oblicuo”, y me hizo preguntarme ¿que azul no se escribe con zeta?
    Ni modo hijo, fuiste mi primer maestro en estas cosas y ahora tengo 5 libros publicados.
    Te mando un abrazo y un beso
    Estela

  2. María Aura said

    Huy, hasta el interior de la boca se nos helaba, ¿te acuerdas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: