Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Ni Supermán ni Mileidy

Posted by aura en Lunes, 3 septiembre, 2007

En una generación anterior que viví, hace más de cuarenta años, la encantadora actriz venezolana Teresa Selma nos hizo soltar la carcajada en un encuentro de poetas cuando nos ejemplificó la anarquía de los nombres propios en su país: aquel se llamaba Usmaíl, su amorosa madre lo había sacado de los timbres postales de las cartas que le mandaba el papá de la criatura. Entre los mexicanos es emblemático el nombre de Massiosare, que bien podría ser de origen italiano. Conozco a un director escénico en Cuba que se llama Doymeadiós. Y esto, aunque atípico y raro, no me parece que sea materia legislativa. Porque tendría que serlo también una lista interminable de unos que dizque sí se valen: Modesto, Pura, Constancio, Linda, Severo, Dolores, y todos aquellos cuyo significado puede insidir en contradicciones con el carácter o temperamento del nombrado y crearles traumas o provocar el escarnio. Todas las palabras que se usan en el mundo para nombrar a las personas tienen un significado, todas una etimología: Cuauhtémoc, águila que cae; Pedro, piedra; Eunice, de fácil victoria; Guadalupe, río de cantos negros o río de lobos; Doris, la que regala; Alejandro, vencedor o protector del hombre, y así.

Ayer publicó El Universal, de México, que se le ocurrió al gobierno de Venezuela modificar la Ley del Registro Civil para prohibir nombres que les cuesta trabajo pronunciar a los cronistas deportivos de los certámenes internacionales o que generen confusión o dudas en la forma de pronunciarlos o en el sexo de las personas. Lo primero que van a lograr es coartar un rasgo cultural, discutible pero innegable y simpático: la creatividad de los venezolanos en cuanto a las consecuencias de la identidad nominal, y el poco apego que tienen al calendario cristiano. ¿Y qué van a hacer con los apellidos? El señor llaves, ¿no es ridículo según tal criterio llamarse así?: llave es chave en portugués. No podrán hacer negocios con el banquero Botín, ni recibir al señor Mayor Oreja ni al legislador Borrego, y la señorita Cabello estará condenada a ser peinadora.

Lo que pasó, se ve en la nota, es que algún funcionario se ofendió porque se burlaron de él cuando dijo que en el padrón electoral estaba Supermán (parece que hay dos venezolanos que se llaman así), y quiere desquitarse. Porque lo de los cronistas deportivos como argumento, no se sostiene: ¿qué hacen si tienen que reseñar un partido de húngaros contra finlandeses o contra vascos? En cuanto a la confusión de sexos, qué le quita a un gobernante que un señor se llame Encarnación o Guadalupe o Inés. Y además, no da la impresión de ser hora política en Venezuela para coartar libertades tan elementales como nombrar a los hijos como a uno le dé la gana. Mejor cambien los nombres de los personajes de las telenovelas. Las sociedades en las que mandan los curas no tienen más remedio que someterse a tales imposiciones, pero ¿el Socialismo del Siglo XXI va a asumir esa inútil carga? ¿A quién se le ocurriría una empresa legislativa tan arriesgada y, perdón que lo diga, tan tonta?

Anuncios

4 comentarios to “Ni Supermán ni Mileidy”

  1. […] el blog de Alejandro Aura me entero de una noticia que publicó el Universal de México, que en resumen dice que: El Consejo […]

  2. Carmen said

    ¿Y qué pasara con los nombres y apellidos que se escuchan pésimo? Como aquel de Dulce de la Colina, Zoila Vaca del Toro, Rolando Calles, Aniv de la Rev, o aquella Encarnita Propia de tu creación. ¿Nos anularán la risa y el desmadre del calambur?

  3. Yo tuve una alumna nicaragüense a quien su malvado padre había puesto todo el abecedario como nombre ¡pero al revés! Consecuencias obvias:
    a) Su nombre no cabía en las listas del Instituto. Supongo que más adelante, tampoco enun documento de identidad o en una tarjeta de crédito.
    b) Su nombre era impronunciable.
    Yo creo que la creatividad a veces es una grossen putada para el hijo o la hija que padecen nombres disparatados.
    Saludos.

  4. neri said

    Y que harán si se llaman por ejemplo:
    Oliver Gazo
    Benny Ponte
    Mohamed Lavara
    Larry K. Ñonga
    Alma María Silva de Alegría
    Benito Camelas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: