Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Viajar

Posted by aura en Miércoles, 19 septiembre, 2007

Muy difícil es acomodar irse al aeropuerto y tomar un avión a México adentro del esquema o de la idea de viajar; ya casi que llega uno, le dan un somnífero, lo desintegran y lo materializan de nuevo en otro lugar. Viajar, Magallanes, Colón, Marco Polo, los diez mil de Jenofonte que se fueron caminando de Grecia a Persia y se regresaron igual, cargando en algunas bestias –que cuando hacía hambre se las tenían que comer, para colmo- sus armas y toda su impedimenta, con sus chicas de servicio sexual que los seguían y el botín que iban recogiendo en el camino; más de seis mil kilómetros a patita; pero esto de ahora es más bien una ilusión, la concreción de un sueño de la ciencia ficción del siglo pasado. Te ponen un rato en una sala de espera llena de tiendas y cafeterías y luego te meten a otra sala de espera incómoda y alargada en la que, sin embargo, te dan de comer y beber, te ponen películas y te prestan una mantita para que te duermas un rato, mientras hacen la brujería. Y ya está, ya atravesaste el Atlántico, miles de kilómetros, una buena rebanadota del pastel de la tierra te la echaste al buche sin darte cuenta.

Y cada vez vuelve a pasarme igual. Pienso que no se han descubierto las papas, tan durables, sabrosas y nutritivas; que llevamos cebollas, ajos, pan que se enmohece, harina para fabricar más si es que hay tahonero, un poco de cecina, algunos jamones que se administran como si fueran de oro, habas y lentejas que se cuecen sin gracia y unos cuantos animales que enflacan en el camino porque se marean y aborrecen el pienso y a los que cada vez les comemos menos; nada de verdura porque a los tres días se agosta y sí algunas barricas de manzanas que el capitán escatima; higos secos y olivas, y párale de contar. Se acumulan las semanas desde que salimos de Palos. Agua y nubes o estrellas y el ruido de la quilla rompiendo despacito el agua. La luna que se achica y desaparece y luego vuelve a crecer nos engaña siempre y nos quita el sueño y el sol nos confirma el horror. Ni mentiras que contarnos porque ya las conocemos todas; si acaso alguno inventa un recuerdo nuevo y nos lo narra y luego nosotros lo vamos repitiendo durante días en distintos rincones del barco, cada quien a su manera. De repente veo algo que me parece sólido en el horizonte, estoy de vigía en la cofa, llevo un rato haciendo recuento y maldición del viaje. ¡Tierra!, grito con todas mis fuerzas, ¡tierra! Me llamo Rodrigo de Triana, para que no se les olvide.

Ándale, eso sí es viajar. Porque luego viene bajarse del barco y recorrer a pie todo lo que se pueda, y encontrarse con cosas desconocidas, con seres que no acabamos de saber si tienen alma o son vertebrados nada más. No digo que sea bonito pero eso sí que es viajar; hartarse de verduras y frutas después de probar y desconfiar de todo. Y tener que regresar por el mismo camino. No que mi boleto dice que salimos a las dos y llegamos a las cinco y tantos del mismo día, de continente a continente. ¡Ah, chingá! ¿tres horas y feria? No señor, es que nos comemos siete en el camino, ¿no ve que vamos siempre hacia el encuentro con el sol? Díganme, ¿qué falta para que nos den un somnífero, nos desintegren y nos materialicen en otra parte? Viajar, ¡bah!

4 comentarios to “Viajar”

  1. Qué envidia, de verdad.
    Me viene a la mente que al “qué envidia” la gente suele postponer “pero de la buena, ¿eh?”. Y recuerdo que alguien una vez se preguntaba si había envida buena.
    Quizá sí, depende del punto de vista. Si uno desea algo que tiene (o hace o siente) alguien más y para obtenerlo se lo arrebata, esa sería envidia de la mala. Pero si uno desea lo de otro y lucha por obtenerlo sin privar de aquello a ese otro, entonces es envidia de la buena.
    Claro, también hay que ver qué se envidia. Si he de envidiarte, Alejandro, porque tendrás la oportunidad de visitar nuestro país, parientes y amigos, y comer lo que te gusta de la cocina mexicana hasta donde el cuerpo aguante, entonces está bien.
    Buen viaje, y dile a México, si lo ves, que lo extraño.
    P.S. Y si por casualidad te encuentras con el poeta Agustín Jiménez o con el escritor Héctor de Mauleón, diles que les envío saludos y que se les extraña.

  2. ni dieu ni maitre said

    Bueno no se si es viajar pero me acuerdo lo largo que se me hace estar en un chorizo con cientos de personas que van al mismo destino. Las esperas son largas, los aeropuertos muy parecidos, largas horas de viaje porque si cierto de una ciudad a otra en avión no es tan largo.. si vienes de otra ciudad de provincia pues todo se hace mas largo. Lo cierto es que los viajes a los lugares donde no tienes mucha idea de cómo sera el lugar son excitantes. A un lugar en donde no entiendes ni costumbres, ni lenguas y en donde te das cuenta que las expresiones de la cara dicen mucho mas de lo que piensas. Y claro viajar a pie en donde observas cada paso que das es aún mas interesante. Caminar por una vereda y observar los insectos, las plantas, sentir el calor, refugiarte en una sombre de un árbol.. por supuesto es diferente a mirar todo desde la ventanilla de un avión. Aunque las formas de las nubes y las topografías nos enseñan muchas diferencias en cada lugar que vamos recorriendo.
    Pero cierto los viajeros son admirables, basta con leer a Herodoto y sus nueve libros, a Marco Polo, a Bernal Díaz del Castillo, Hernán Cortés y sus cartas de relación, o los viajeros como Humboldt, Alexandra David-Nell, Paul Theroux y tantos otros

  3. María Elena Reynaldos said

    ¡Que la ida y la vuelta sean placenteras… y la estancia memorable! … y seguro que sí, porque para usted Don Alejandro (casi) todo es placentero y digno de recordar.

  4. Paty Ordóñez said

    Mi querida pareja:
    Buen viaje y mejor estancia en la Hija Patria…
    Que los reciba sonriente el sol…
    o por lo menos que las lluvias les sean leves…
    los abrazo desde ya…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: