Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Siguiente estación

Posted by aura en Jueves, 11 octubre, 2007

Yo no creo en meigas (brujas) pero haberlas, haylas, dicen los gallegos. Me concentré apretadito muy buen rato para evitar que lloviera en la tarde, y lo logré. No digo que me dolió la cabeza porque sería exagerado pero sí sentí salir de ella unos como destellos que ascendían vertiginosos hacia el banco de nubes a negociar con sus líderes. Acabaron por dispersarse y dejaron pasar leves rayos de sol que templaron el ambiente. Dirán que es coincidencia. Digan. Qué más da. El chiste es que no llovió y el Bar Ronda albergó alegre, seco y suficiente a quienes vinieron. Suficiente y apenitas porque estuvo lleno. Hay una ley en los espacios que conocemos muy bien quienes hacemos actos públicos: la convocatoria es un éxito cuando se llena el lugar, tenga cupo para cien o para diez mil; fracasa cuando hay menos de la mitad del aforo. Ante una sala llena hasta el tope, interesada y cariñosa leí buena parte del libro.

Así que dejémonos de albricias y vayamos a los hechos. En un rato más encenderemos el motor del coche y nos iremos a la carretera. Los vientos nos llevan a Zacatecas, aunque para no manejar tanto rato haré parar la diligencia en San Luis y mañana llegaremos a nuestro primer destino. Ya me veo comiendo gorditas con las hijas de doña Lupe y paseando por el mercado Arroyo de la plata o yendo a buscar un queso al Laberinto. A lo que le tengo miedo es a las subidas y bajadas de las calles de esa ciudad no apta para pulmones distraídos. Pero en fin, caminaré despacito, me detendré a disfrutar los sillares de cantera rosa con que están hechas las casas, buscaré nuevos ángulos para ver el cerro de La bufa y me dejaré alegrar por el afecto suave de los zacatecanos. Ya mañana será otro día.

5 comentarios to “Siguiente estación”

  1. ndelat said

    Hola Alejandro. Buen viaje. Saludos a Sam.
    Norberto de la Torre

  2. héctor apolinar said

    Nocturno elogio a Alejandro Aura, al presentar su libro

    Mientras en el fondo del lugar

    Las palabras y cadencias escritas

    Se escuchan de tu adelantada despedida,

    Una “furtiva lagrima” a los ojos de tu hija

    Asoma, que ella, con veloz gesto, apaga

    Para sonreir graciosamente a quienes llegan.

    Ella, Aura, que es imagen viva

    De las musas griegas que mencionas

    De un tracio nombrado en la Ilíada.

    En esta hora nocturna citadina, recuerda

    Que con ella has cumplido de Shakespeare

    Aquél verso que decía: deja de la belleza descendencia

    Como herencia de tus viejos esplendores.

    Bien dices, Aura, que nada quedará de nosotros,

    ni de Alejandro el Macedonio,

    Sino aquella y tu palabra fugaz por la musa concebidas.

    Héctor apolinar
    Noche del 10 de octubre,07
    Ciudad de Tenochtitlán

    Postdata: creo que debió haber ido aquí y no en el de ayer. Discúlpenme la repetición.

  3. María Elena Reynaldos said

    Don Alejandro,
    … se acordará usted de que yo llegué a su bitácora “anterior/hackeada-actual-recuperada” buscando información sobre algún lugar en donde pudiera yo encontrar su libro “Se está tan bien aquí” que precisamente ha presentado usted en Oaxaca, el D.F. y pronto en Zacatecas… No he leído que vaya usted a venir a Veracruz (en algún momento pensé que así lo haría, cuando desde España escribió que comería mariscos en “BOca del Río”…
    Yo no he podido, todavía, conseguir el libro… ¿Se acuerda usted de mi librero de Humanidades de la UV?… pues después de las vacaciones de verano no ha vuelto a abrir el changarrito que tenía -entre andadores de las facultades- Ahí están las repisas de madera y las gavetas con candado, pero el hombre no aparece… La última vez que lo ví y le reiteré mi pedido me dijo que sí, que ya sabía en donde encontrarlo… luego vinieron las vacaciones de verano (menos largas que las españolas), y ya no volvió. Espero que esté bien y que aparezca algún día.
    Aunque entiendo perfectamente sus razones para no “contestar” a los comentaristas de su blog, le agradecería que, del modo que usted decida, nos-me haga saber en donde podemos adquirir el libro.
    ¡Éxito en Zacatecas!
    Saludos desde Xalapa.

  4. Paty Ordóñez said

    Las brujas NO existen… vuelan, de eso hay duda…

    Feliz viaje y mejor estancia… se está taaan bien allá…

    ¿Dónde, cuándo y cómo van a presentar el libro en Zacatecas? Digo, si se puede saber…

  5. Rocío Macías said

    Felicidades querido poeta y gracias por estar y regalarnos tus palabras y tu presencia. Que grata noche en la que las artes brujeriles hicieron efecto y no sólo dispersaron las nubes, sino que también iluminaron las almas. Qué bien se estuvo ahí, que bien que está usted aquí, no le aunque que se vuelva pal otro lado del charco, siempre esta el ciber espacio.
    Un abrazo del alma

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: