Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Día de muertos y halloween

Posted by aura en Jueves, 1 noviembre, 2007

La batalla entre halloween y día de muertos está encarnizada. Es fantástica la fuerza interna de la cultura. Instituciones públicas y privadas de primera magnitud están empeñadas en uno u otro bando y tiran con fuerza la cobija hacia su parcela. La más fuerte de todas es la televisión privada en cuyos programas se promueve y exalta de todas las maneras posibles la celebración de las brujas y los disfraces con sombreros de alto pico y máscaras de gestos deformes y horrorosos; hacen reportajes en los colegios privados bilingües en los que se usa el argumento de la globalización para inducir en los niños el gusto por una manifestación cultural que les resulta naturalmente divertida por la utilización de disfraces; promueven concursos de ambientaciones o de ropajes y caretas; producen programas especiales de terror caricaturesco y visten a sus propios conductores con los atributos rituales del festejo de halloween. Hadas, brujas, fantasmas, gnomos, llenan las pantallas, lo mismo que los puestos de los mercados populares que responden automáticamente a la brutal propaganda de la televisión. Toda batalla cultural lo es también económica.

Por otra parte hay no pocas instituciones de estado volcadas en el apoyo a las celebraciones tradicionales del día de muertos; gobiernos estatales y municipales, empezando por el de la capital, favorecen la instalación de ofrendas y promueven la producción artesanal de los símbolos del festejo y sus demás manifestaciones; productos gastronómicos, grandes obras de cartonería, ingeniosísimas ofrendas, calaveras animadas y lecturas y representaciones del acervo que las generaciones van dejando. En espacios públicos y oficinas de gobierno proliferan las ofrendas colectivas, aquellas que no están hechas a los muertos de una familia sino a los difuntos en general.

Igual que el halloween el día de muertos tiene raíces ancestrales, aunque a México, como al resto del mundo hoy día, llega la tradición de origen celta renovada desde los Estados Unidos, con su enorme carga de consumismo, adornos, disfraces, juguetes, ambientaciones y casi nulo contenido; más que el asombro y su dominio ante la muerte parece ofrecer como fondo la banalización del miedo y la desacralización de los misterios.

El cuidadoso acomodo y la selección de los alimentos que se destinan a los espíritus en las ofrendas familiares vincula el afecto personal con una cosmovisión en que la muerte es un estado más del fenómeno misterioso de la vida; allá también se come y se requiere del mimo y del adorno que representan las galas, delicias y hermosuras con que se adorna cada ofrenda, empezando por su conductor indispensable que abre todas las puertas, la flor de cempasúchil; del cumplimiento de nuestra responsabilidad para hacerlo bien cuando nos toca depende el beneficio que obtengamos cuando estemos del otro lado y nuestros deudos se ocupen de halagarnos con sus ofrendas y mantener nuestra vigencia –como la de las almas en el Hades griego- tanto como dure en ellos nuestra memoria.

Hay otras riquezas en la celebración del día de muertos, literarias, teatrales, musicales, plásticas, religiosas, y todo ello hace un conjunto que se defiende ferozmente en México contra la imposición avasalladora del halloween que ya se ve que va llevando los mismos pasos consumistas que la Navidad. A ver cuándo nos enteramos de que es obligatorio hacer tales o cuales regalos en estas fechas. Nada más falta el comerciante astuto que vea el filón.

Anuncios

6 comentarios to “Día de muertos y halloween”

  1. Eduardo de Swaan said

    Estimado Sr. Aura.

    De acuerdo con usted en cuanto a la encarnizada batalla que se da entre el Halloween y nuestro Dia de Muertos.
    Para su información, le cuento que aquí en Tampico, el gobierno ha dado la batalla, y todo parece ser que afortunadamente la está ganando.
    Antier, a diferencia de los últimos 4 o 5 años, ya no vi en las calles de esta ciudad a niños disfrazados de calabazas o de monstruos pidiendo dulces, afortunadamente la noche se pudo disfrutar sin los gritos destemplados de “¡ QUIERO MO JALOWIN!”, por el contrario, ayer 1 de Noviembre, en muchas escuelas se invitó a los padres a realizar la ofrenda de muertos lo cual me parece digno de un gran aplauso.
    No tuve personalmente nada que ver con el cambio que le cuento, pero me congratulo que nuestras tradiciones sean retomadas por aquellos que influyen en la juventud.
    Porque sólo desde el punto de vista estético era una desgracia que el horripilante Halloween llegara a desaforar a una fiesta como el Dia de Muertos.
    sds
    Eduardo de Swaan

  2. María Elena Reynaldos said

    Don Alejandro,
    en parte estoy de acuerdo con sus consideraciones y en parte no… tiene razón en todo lo que se refiere al consumismo… Por otra parte yo no veo ninguna evidencia de que el Halloween (que por cierto no me parece horripilante, como escribe don Eduardo) vaya a desplazar a nuestra fiesta de Todos Santos y Fieles Difuntos. Es más, a riesgo de rechiflas y jitomatazos, creo que son harina del mismo costal. La palabra Halloween es una contracción que se dio a través de los siglos (un lingüísta podría explicar el fenómeno)= “All hallows eve” (¡víspera de Todos Santos!); comparten ambas celebraciones también el uso (y consumo ) de la calabaza, las calaveras y alguna otra cosa más. Ambas celebraciones ancestrales (como lo afirma usted), producto de dos culturas diferentes, muestra de la diversidad humana. Hoy que se hace tanta mención al multiculturalismo, a la tolerancia estas celebraciones deberían ser una oportunidad para conocernos mejor… para entendernos y no para ahondar nuestras diferencias. Nuestro “Día de Muertos” no es mejor ni peor que el Halloween creo que es simplemente diferente.
    Ofrezco mil disculpas por abusar del foro que nos brinda su casa virtual.
    Saludos

  3. Paty Ordóñez said

    Mi querido Alejandro:
    Usted perdone, pero… le tengo noticias… ya nos alcanzó el destino:
    Hoy mismo escuché horrorizada la preguntita de una examiga:
    –¿Qué te trajo la Gran Calabaza?…
    –¡¡¡La quéee!!!… Ni lo repitas ¿eh?, porque me da algo… ¡qué tomaste!… ¿duele?… Ni me digas ¿eh?…
    Y en ese tono me solté como 15 minutos… fue inútil…
    Ya ves como somos todos, de todo hacemos un revoltijo…
    Digo… usted perdone…

  4. ni dieu ni maitre said

    Alejandro, tengo que avisarte que fui testigo de un intercambio de regalos entre post-adolescentes que estaban comiendo en el mismo lugar que mi familia. Paty lo menciona el destino ya nos alcanzó.

  5. El daño de los días festivos impuestos e inventados…

    Para quienes no hayan leído el post anterior sobre el Día de la Palomita con Reuma, les sugiero que lo hagan antes de continuar aquí debajo. También les recomiendo encarecidamente que lean el primer comentario escrito en ese posteo, ya que sirve p…

  6. esta bien chido
    y adermas son tradiciones
    de cada pueblo en toda la republica mexicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: