Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Anoche en Indianilla

Posted by aura en Martes, 6 noviembre, 2007

Somos las visitas oportunas /te venimos a buscar/ y venimos todas hoy con unas/ grandes ganas de… ¿bailar?, ¿cantar? No tengo el libro a la mano y no me puedo acordar de qué tenían grandes ganas. Ahí estaba el compositor Carlos Cruz de Castro, que entonces era pareja de nuestra inolvidable Alicia Urreta, quien hizo la música de la obra –de esa y de otras muchas-, pero ni modo de preguntarle; además, no se llegó a la cantada, nada más leyeron la escena de las dos enfermeras Marta, mi hermana, y mi hija María. Me llevaron veintiocho años atrás, cuando debuté como dramaturgo y como director de escena con Las Visitas, en el teatro Santa Catarina –esa vez me puse fatal por la tensión nerviosa; dos o tres días antes tenía contracturas por toda la espalda que no me podía mover; tuve que ir al médico-; por cierto, ese es uno de los teatros que he comprado; lo compré para la UNAM cuando era Director de Teatro y Danza. Otro fue el Vizcaínas, lo compré para el gobierno de la ciudad cundo fui director del Instituto de Cultura. Y hace tantos años que no hago teatro, oh paradoja, y qué lástima porque estar en escena era formidable. Pero es que anoche se trataba de puras evocaciones.

Yo ni me lo imaginaba; según eso, iba a hacer otra lectura de poemas de Se está tan bien aquí y chao. Pero me armaron una encerrona sin escapatoria y se pusieron a hablar de mí. Muy acomodaditos en la mesa estaban Pacho, Ricardo Cayuela, Andrés Bustamante y Pablo Boullosa, apalabrados por María Cortina para que dijeran lo que quisieran del pobre de mí que nada más se tragaba la emoción; luego vino la lectura de Marta y mi Mariquita, y Marta se siguió leyendo algunos poemas míos de juventud; luego la exhibición de un video muy ágil y lleno de humor que hizo Enrique Strauss con imágenes de algunos programas que él mismo produjo hace años o del que hizo mi hijo Pablo conmigo en España; Isaac Masri y July disimulaban la generosidad y el conjunto de Carlos Tercero le puso música al asunto. Y muchos amigos había, que estaban ahí con espíritu de homenaje. Y chupe. Y Bocadillos. Un fiestón.

Luego, claro, en la noche le daba vueltas a la memoria barajando las imágenes y no hallaba modo de quedarme quieto; me volteaba para un lado y para otro buscando ese lugarcito recoleto en la almohada en donde venden serenidad y uno se relaja y se duerme, pero lo único que encontraba era al payaso que me echaba polvos de pica pica en la garganta y me hacía toser. Se me deshizo la noche como una pastilla efervescente; en nada ya era de día y la luz se estaba colando por los intersticios. Y allí fue donde comenzó el ritornelo de Somos las visitas oportunas… Nunca salió el verbo del que tenían grandes ganas, hasta que ya con el día pleno, por fortuna, con todo y las evocaciones de Indianilla, me volví a quedar dormido. Fue duro, pero a ver, que me quiten lo homenajeado.

Anuncios

5 comentarios to “Anoche en Indianilla”

  1. Gerardo Martinez said

    De los muchos homenajes que se suceden en el mundo a cada segundo y cada minuto, éste es uno de los pocos que son bien merecidos. Felicidades, me uno a los aplausos, vitores y dianas con chin chin.

  2. Delia Mateos said

    Querido Alejandro: Más que merecido el homenaje,y por lo que se ve muy bien acompañado te mando un fuerte abrazo Delia

  3. Beatriz Lòpez Rosado said

    Descubrì sus narraciones , cantos y poemas . Que felicidad . Aura la shidoà , Aura corazòn,
    Aura viàni, Aura luz . Gracias por regalarnos anteanoache ,tu sabia voz , presencia , y paciencia .

    Mi problema atàvico ?- no decir , lo que ya escuchaste . Àgil, facil, emotivo,firme, y daban ganas de abrazarte . De seguir y capturar la voz alegre , profunda .Tu dèbil estructura , me asustò .Y tuve miedo de romper el encanto .
    Sicarù guyeè .Que te vaya bien VIÀNI LA SHIDÒA

  4. María Elena Reynaldos said

    Don Alejandro…
    Sí… tienen razón todos… ¡Se lo tiene bien merecido por ser el poeta y SOBRE TODO, el ser humano que es!

    Lástima que no lo vayamos a tener por Xalapa, pero si es por su salud… ¡que así sea!

    Por último y… ¡mil disculpas por mi cantaleta! ¿En dónde puedo conseguir Se Está Tan Bien Aquí?

  5. mrevenga said

    “Se está tan bien aquí”, el libro, en Xalapa. Este es el mensaje que me envía Enrique:

    Sí efectivamente, debe de estar por llegar
    una remesa de ejemplares a la librería La Rueca de
    Gandhi, que es muy conocida por acá. Dile que pregunte
    por el dueño Eligio Ramírez, y ya si andas en ésas
    ínvitala al Club de lectura los sábados a las 12:30,
    ahora estamos leyendo Noticias del Imperio de Fernando
    del Paso. ……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: