Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Blanca Navidad

Posted by aura en Sábado, 29 diciembre, 2007

Ah, si nevara, si el invierno fuera serio y cumpliera con sus obligaciones como Dios manda. Navidad: nieve. Blanco el entorno de cristal del mundo. Todo un palacio de algodón desmenuzado el espacio visual con algunos toques de color que imponen ciertas cosas que se mueven y algunas indiscretas luces en las esquinas: los fragmentos de humanidad arropada que esperan el semáforo para cruzar lo blanco permanente. Los árboles sosteniendo un aire blanquísimo y corpóreo y un chisporroteo constante de agua estallada en frío que se mueve para todos lados en bamboleos nefelibatas buscando seducir al viento y encontrar un poco de espíritu en dónde colocarse para figurar en la orquesta que cubre con ese sonido blanco todo el paisaje. Eso sí fuera lo que uno espera de estas fechas. Uno entonces, entusiasmado por el buen orden cósmico, soltaría la fuerza lírica de sus imaginaciones y en la página encalada pondría toquecitos de encanto y de ternura navideña.

Pero más típico sería que nevando nos acercáramos a ciertos portales y viéramos las colas enormes soportando la intemperie con tal de ver un Nacimiento (un Belén, llámanlo aquí) armado con todas las de la ley escénica y luminotécnica para gozo y disfrute de la concurrencia, en contra de la opinión que acaba de verter Benedicto XVI, que dice que no había vaca ni mula ni pastores, que estaban no más la familia y su soledad y pobreza, que no le anden agregando compañías que no tuvo, calores que no lo protegieron y olores que no mamó. Lo malo es que no sabemos a ciencia cierta si en aquellas tierras del Belén original habría nieve en tales fechas o estamos imponiéndole a dios un paisaje con borreguitos que no le corresponde y va a venir cualquier día de estos el Papa a desmentirnos. Pero sea cuando ocurra, y adoptaremos sumisos la docta opinión del criterio infalible; mientras tanto que viva su contrario: vox populi, vox dei, que para nosotros la lógica es esta: Navidad: nieve, blanco armiño de pureza sobre la tierra. Y sobre ella nuestras construidas imaginaciones.

Pero no; digo que fuera y no es; me vino una pura nostalgia imaginativa de que esta nublazón del día produjera un cambio de paisaje, pero no me hagan caso, nada más amaneció nublado pero el sol ya se está abriendo paso y Madrid luce con todos sus colores intactos y un buen frío para ponerse abrigos y bufandas. Nada de nieve, ni que se le parezca. La gente hace cola para comprar lotería en todos los expendios; colas incomprensibles de gente que compra un cachito, porque acá la suerte es compartida, no se compra el entero de un número para sacárselo a solas sino un décimo para obtenerlo en corro, en panda y bebérselo de cava y salpicarse y reírse pensando si alcanzará para pagar la hipoteca que tanto pesa al mes o para unas vacaciones en Canarias, en donde ni de broma se podría pensar que la navidad sea como Dios manda, con nieve. Ah, blanca Navidad.

4 comentarios to “Blanca Navidad”

  1. María Elena Reynaldos said

    Don Alejandro,
    leí en un foro (también en Internet) un “debate” sobre si nevó o no, por las fechas en que nació “el Niño Dios” y entre otras cosas se escribió lo que le inserto aquí abajo:
    “En nuestra estancia en Israel nos confirmaron que en el llamado Valle de los pastores sí nieva de vez en cuando, por otro lado las ovejas comen de noche, y los pastores han de vigilarlas, si no están en un lugar cerrado y no expuesto a depredadores. Lo sé porque en mi casa de Mallorca, están de noche pastando y el dueño viene de madrugada, porque no hay lobos pero sí perros de esos que se asilvestran por abandono de los dueños o por vicio…”
    Saludos desde Xalapa (también nublado)

  2. Gerardo Martinez said

    Con nieve o sin ella, felicidades Alejandro y Milagros.

    Su asiduo lector.

    Gerardo Martinez.

  3. MacVamp said

    Querido Alejandro,

    No te imaginas el gusto que me dá poder leer tus pensamientos, opiniones y poesías cada día que te visito (aunque, confieso, últimamente no lo hago con tanta frecuencia como yo quisiera). Siempre me recuerdas a mi México querido, siempre apaciguas esa nostalgia que se me enreda en los huesos… Cómo quisiera vivir en Madrid y al menos robarte una hora al día, jejeje, para charlar, intercambiar recetas, desbordar aún más la imaginación, para apapacharte como sólo lo hacen los amigos.

    Deseo de todo corazón que este 2008 que ya está a la vuelta de la esquina venga cargadito de amor y salud, que Milagros y tú sean muy felices y que tus hijos y tu familia se encuentren muy bien.

    Que tu imaginación y tu talento no decaigan nunca.

    Abrazos y besos desde Valencia,
    Mac

  4. Luis Roberto said

    Que tal mi querido Alex.
    Ahora imagina que diran las personas del emisferio sur, nieve, abrigos bufandas pos donde, cuando, bueno yo creo que la navidad debería ser una forma de vida.
    De lo que si entiendo muy poco es lo del Papa viendo la misa de gallo del día 24 hablaba de la humildad, pero por mas que busque entre toda esa gente, y en los pocos espacios que me mostro el televisor ahi no la encontré que mala onda que uno de los invitado de honor en tan celebre misa haya dejado tal mal parado a Benedicto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: