Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Una página importante

Posted by aura en Viernes, 11 enero, 2008

Si pudiera escribir todos los días una página importante; no nada más teclear y acudiendo a las sombras que rodean la imaginación ir ensartando palabras que buscan, pobrecitas, casi a solas, poseer algún sentido, sino por mi propia voluntad y en ejercicio de mis facultades, arrebatarle cada día una buena página a la nada para ponerla a la consideración de los demás. Poder decir sin engolamiento ni titubeo al poner el punto final correspondiente: Amigos, conocidos y no, señoras y señores, autoridades y altas investiduras que en este momento os veis ante el escrito de alguien, sed benévolos o al menos buscad la toga magisterial de la neutralidad y ayudadme a poner la página en donde corresponde. Que lo mío estuviera investido de esa seguridad gremial que otorgan los momentos altos de las posibilidades de cada quien, surgido de un buen resultado, claro, y que la página, como en esas antiguas imágenes de cine en las que caían las hojas del calendario, fuera volando a destinos legítimos, reales, existentes en el obsesionante mundo de la realidad. En la mesa de redacción del periódico digital más visitado, por ejemplo, en donde, además de exhibirse con sus galas y aseos, pudiera abrir la puerta a sus hermanas menos afortunadas promoviendo este perseverante blog.

Que cayera, impulsada por la mano inocente de la casualidad –conocedora más que nosotros de los azarosos caminos del destino- en la mesa de los divulgadores más conspicuos, los que dictan el rumbo del gusto y el interés en las revistas y cenáculos, y tuviera la fuerza para imponerse, el peso necesario para quedar fija sobre el escritorio a pesar de un posible desdén de entrada, natural casi siempre cuando se ignora de dónde provienen tales o cuales palabras, y con su propio cuerpo se acomodara entre las primeras planas de lo que sea para ir por el mundo exhibiéndose tal como es. Que llegara a los ojos del sabio en cualquier lugar del mundo, abolidas por su naturaleza sobresaliente las barreras de las lenguas, y pudieran sentarse ambos a dialogar tranquilamente un momento, el momento de oro de la página, por supuesto, tan breve y trascendente como un crepúsculo.

Si pudiera escribir una página importante, una página con alma, una página a la que rascándole con crueldad se le pudiera sacar sangre, una página que hablara por sí misma y tuviera el cuerpo jurídico suficiente para defenderse en cualquier tribunal posible y la fuerza de los titanes y los semidioses para entrar en combate digno de figurar en los frisos de cualquier Pérgamo que la topara, una página que se supiera a sí misma trascendente y pudiera ir por esos escenarios absolutamente desolados de la realidad recogiendo despojos de los escritos de su siglo y devolviéndoles la dignidad, la confianza, el coraje para luchar de nuevo. Una página importante pues, y no este escribir sin ton ni son nada más porque es la hora de atender a la bitácora en la que cada día, mientras estoy anotando los acontecimientos, relevantes o no, se me va el alma por los más erráticos caminos de la fantasía.

8 comentarios to “Una página importante”

  1. enrique said

    Son paginas importantes tan importantes que las leo yo,ademas no importa la cantidad sino la calidad del lector aunque suene pedante diario leo yo pero no leo lo que escribe cualquiera sino los autores que yo ya he elegido ademas queda impresa la palabra de los escritores para la posteridad y no soy tragico que tal si fuera, si mal no recuerdo estuviste un tiempo en la television de Mexico que mas difusion quisieras y yo me identifico mucho contigo porque somos iguales: me la paso quejandome.Saludos y una frase para la posteridad del ignorante expresidente Fox:si quieres ser feliz no leas.

  2. anita said

    “Si pudiera escribir todos los días una página importante…”, claro que lo haces, un día sin leerte es para mi un día incompleto ¿acaso no es eso importante?.

    Gracias por el alma que nos vas dejando en tus palabrillas.

    Un abrazo.

  3. Paty Ordóñez said

    ¡No nos digas eso! Tus escritos son siempre importantes para todos nosotros, no en vano llegamos ya a miles los que accedemos a tu bonito blog…
    No te achicopales… aquí estamos…
    Nos gustas y eso es importante.

  4. Luis Hernández Romero said

    Alejandro:
    Nada hay más importante como comunicarse. No hay nada más necio y torpe que el de “ni los oigo ni los veo”. No hay nada más imbécil que el señor de las botas cuya salud depende de no leer los periódicos.
    El teléfono nos ha hecho agrafos. Antes del teléfono era bien rico enviar y recibir cartas.
    Este blogg es un oasis en medio de desierto
    luis hernández romero

  5. eduardo said

    Alejandro es imposible sacarle sangre a una página pero al leerte salen lagrimas de mis ojos.. es un deleite tener la oportunidad de leerte asi nomás, en esta nueva aventura de los blogs. Además que me dan ganas de escribirte aunque sean notas pequeñas y palabras de agradeciemiento del inmenso placer que nos das con estas páginas importantes que nos envias desde la península ibérica. Saludos desde Tlalpan

  6. Luis Roberto said

    Mi querido Alex.

    Te confieso algo, ojala no te enojes he. Tu escribir sin ton ni son a mi me gusta mucho y te lee diario y cundo no puedo lo lamento. ¿estoy mal? yo se que NO

    Sabes a mi también me gustaria escribir una pagina como esa que quieres, pero en nuestros tiempos casi nadie lee y lo que es peor muy pocos escriben por eso para mi tu eres un VALIENTE junto con todos esos aventureros que a diario te leen, por que bien sabes que los cobardes no escriben.

    Mil gracias por tus palabras diarias anque tal vez mil gracias no sean para ti lo suficiente.

    ¡¡¡¡Y al ataque los Valientes!!!!

    para todos
    Un abrazo desde coyoacan.

    Luis

  7. Marìa Gonzàlez said

    Estar triste se vale,cuestionarnos si lo que hacemos es importante o no tambièn se vale. Creo que el riesgo que se corre cuando se escribe o se lee un diario o bitàcora, es que siempre nos encontraremos con el lado oscuro del autor; porque los seres humanos somos asì tenemos dìas luminosos y dìas oscuros, y es precisamente eso lo que hace valioso este recuento de sus dìas, no siempre podemos estar de silbatos y castañuelas.
    Lo saludo y lo leo todos los dìas, aunque no se lo diga.

    Y algo que no le he dicho es: hacìa mucho tiempo que no recibìa un regalo de dìa de Reyes y este año me dejaron un hermoso poema,
    gracias, me hizo muy feliz.

    Marìa Gonzàlez

  8. María Elena Reynaldos said

    Don Alejandro…
    Como decía mi abuelita:
    ¡Ustede déjese caer las veces que quiera… Nosotros lo levantaremos siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: