Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Cosas de la derecha

Posted by aura en Jueves, 24 enero, 2008

El gobierno está en manos de descastados e ilegítimos a los que hay que eliminar para salvar al país. Tal es la premisa con que la oposición de derecha arranca la campaña para las próximas elecciones generales de España en marzo. Nada que ver con la democracia ni con la propuesta de mejores formas de administración de la cosa pública sino con la casta, con la esencia de lo español, con la verdad eterna. No hay pasado reciente, no hay memoria de que el país eligió por mayoría legítima hace cuatro años a un partido para que gobernara y ahora la oposición, que antes era gobierno y perdió, ofrece mejorar lo que hay y señala lo que estuvo mal hecho; no. El mensaje es profundo al inconsciente colectivo, al miedo, y contundente. Si siguen los que ahora están continuarán con su obra destructiva y lo que somos los españoles acabará en el caño, aparte de las plagas que caerán sobre nuestro pueblo, de las que ya hemos visto venir las avanzadas y asentarse en nuestro entorno: la destrucción de la familia, la desmembración del territorio, el abandono de la educación que garantice que seguiremos siendo iguales a nosotros mismos, la miseria económica, el asesinato de la especie practicado antes de nacer y antes de morir y el pacto oculto con los terroristas para repartirse lo que tenemos.

Suena un poco ridículo si se ve desde fuera porque el gobierno de España no es precisamente un ejemplo mundial de caos ni de despropósito de ningún tipo, ni siguiera se puede decir que haya dado pasos espectaculares en cambios revolucionarios, con todo y que su ideología identitaria sea socialista. Digamos que es socialista porque tiene en su programa atención a los asuntos sociales, aparte de los financieros. Pero sigue los derroteros económicos de la Unión Europea que no dejan mucho margen para aventuras particulares. Por el contrario, la economía española ha avanzado en la lista mundial de países ricos durante estos últimos años; sus inversiones, muchas en América Latina, han crecido de manera notable y la legislación sobre asuntos sociales ha ayudado a despejar la idea que podía quedar de una España retrógrada y monacal.

Pero el líder de la derecha, Mariano Rajoy, ya ofreció con todas sus letras que en caso de gobernar acabará con la educación para la ciudadanía, que es uno de los temas que más los han mortificado porque entraña quitar la educación religiosa obligatoria y avanzar en la secularización del país, que por cierto, va ya muy avanzada, pues estadísticamente cada vez menos españoles se declaran católicos. Sin contar con que son pocos los practicantes, y entre los jóvenes, menos. Curiosamente hace dos semanas el alto clero convocó a una gran manifestación en defensa de la familia y contra las acciones del actual gobierno (como en los viejos cuentos del siglo pasado en que los comunistas comían niños) y tomando su posición firme de apoyo al partido de la derecha. La embestida está fuerte. Ya sabemos que en esto se han convertido las campañas electorales, en experimentos de mercadotecnia y manipulación del inconsciente colectivo, mientras siguen vendiéndonos, cada vez con la boca más llena, las bondades de la democracia, de las que es puntera la elección libre y razonada de los gobernantes.

6 comentarios to “Cosas de la derecha”

  1. Nada, no le creo nada a un Rajoy ardido, compra conciencias, parece Richelieu o cualquier polaco de cardenalíseas intenciones. No soy de izquierda ni cerca, pero esa España siempre ha sido de otros colores, y cuando se ha pintado de azulpanmocho… le ha ido mal, mal, mal. Todos tenemos un alto clero inconciente (e inconcientemente) que dice qué si y qué no, un daimon monacal, decimononicousafaldota, pero a ese, a ese lo podemo scallar todos juntos y buscar el bien. Ese mi Alex, échele un ojo a mi blog: http://beztiario.blogspot.com/

  2. Benjamín Araujo said

    No hay la menor duda que se trata de un fenómeno mundial. Si algún razgo “generoso” hay en eso que se ha dado en llamar “globalización” es precisamente en la uniformidad de reacciones; sea en la derecha, o en la izquierda. No quiero con ésto decir, que se entienda, que da lo mismo “chana” que “juana” pero ciertamente se trata del bloqueo de perspectivas más humanas… y mayor honestidad.
    Pese a todo qué remedio: qué viva la izquierda.. y lo digo sin énfasis alguno, ni emoción en las venas.

    Saludos,

    Benjamín Araujo

    PD.- Ah, y aquí si pongo énfasis: ¡Te felicito, Alejandro, por este año de bloguear, sin bloquear lo más mínimo…! ¡Salud!

  3. Marìa Gonzàlez said

    Hola:

    Es tan interesante lo que ha publicado el dìa de hoy, difìcilmente
    desde Mèxico podemos saber lo que pasa en España, pues las noticieros siempre distorsionan las cosas.
    Sabe, no sè porque me da miedo que la derecha en el mundo se estè fortaleciendo, usando el petate del muerto para asustar a la poblaciòn, como lo hicieron aquì es las elecciones pasadas donde uno de los candidatos “era un peligro para Mèxico”. Desgraciadamente hay gente que cree a pie juntillas todo lo que le dicen los medios de comunicaciòn y no son capaces de dicernir quien pudiera ser un mejor candidato.
    Me ha hecho reflexionar mucho, y creo que no es el espacio apropiado para soltar mis rollos, que a veces son bastante contradictorios.
    Como siempre reciba un afectuoso saludo.

    Marìa Felicidad Gonzàlez

  4. Alejandro, coincido plenamente con su escrito y con los comentarios de sus lectores,la derecha se mueve igual en todas partes (con sus matices regionales),tan solo hay que leer las declaraciones del Cardenal Rivera y su opción preferencial por los ricos o los motivos que da la empresa PRISA para no renovar el contrato de Carmen Aristegui (despido diría yo).
    Reciba un saludo afectuoso desde Zacatecas.

  5. Luis Roberto said

    Mi querido Alex.
    Me parece que la democrácia anda un poco extraviada entre el interés de la mayoria y el bien común me parece que falta voluntad para encontrar un punto medio.

    Saludos.
    Luis

  6. eduardo said

    Alejandro me perdí una semana de tus escritos y ahora estoy retomándolos- Pues si la derecha española es muy retrógada, sus discursillos parecen de otros tiempos. Pero estoy de acuerdo en que la sociedad parece que va caminando hacia otros rumbos. Hay todavía muchos que se hacen llamar de izquierdas o de derechas, pero es por las posiciones tan encontradas en los discrusos porque en la realidad eso la gente no se cree nada de lo que dicen los politiquillos como Rajoy. En fin ya veremos que dicen los ciudadanos españoles las próximas elecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: