Alejandro Aura

Mis poemas y otros escritos.

Mensaje breve

Posted by aura en Viernes, 8 febrero, 2008

¡Las horas que son y yo sin escribir una letra! Trato de sacarlas pero salen con carne. Y al arrancarlas queda un poco feo alrededor. Disculpen. Después de tres o cuatro días por fin dormí horas seguidas; bastantes. El cuerpo se engolosina y quiere seguir como si anduviera apenas conociendo el país; qué ponerse a escribir ni qué nada; cerrar los ojos, acomodarse otro rato a tan buen predicamento. Ay, qué sabrosito es quedarse así. Sobre todo porque lunes, martes y miércoles estuve en el hospital recibiendo unos fuertes chingadazos de quimioterapia –un ciclo nuevo que apenas empezó- y la cantidad de medicamentos asociados tienen la particularidad de que me dejan radicalmente negado para dormir. El colmo fue de martes a miércoles en que ni esas medias horas que solía quedarme sin bandera me cuajaron. Y no sólo me tienen despierto sino que saquean todos mis rincones donde guardo la energía, incluso la de reserva, ¿a quién le extraña que quede hecho una piltrafa?

Pues así estoy y no quiero contagiarlos, de modo que seré breve. Calculo que en tres o cuatro días pasarán estos efectos y como ya pude dormir seré un titán de nuevo y emprenderé las tareas pendientes, que son las del orden festivo: tengo que hacer la tercera llamada y sobre todo, imaginar los rituales, las palabras que habrá que decir el mero día, la situación en que se digan, ante quién y quién, y lo que es más difícil, decidir si sigo escribiendo a lo tonto una página como las que han aparecido -y vosotros habéis sufrido- durante todo el año o me impongo una tarea determinada que me obligue a construir estructuras, pirámides, vías de comunicación, coordenadas que acaben por mostrar el llamado tejido de la realidad que debe tener todo acto de creación.

No sé, no me hagan caso, estoy desvariando y se me van solos los dedos, acostumbrados a un cierto número de palabras que todos los días amasan para este horno. Aquí lo voy a parar y me voy a acomodar de ladito otra vez, a ver si la misericordia combinada de la química y el sueño pueden evitar que accesos de tos como el que acaba de darme en este momento, tiren del diafragma como si tuvieran frío y con él se quisieran cobijar.

3 comentarios to “Mensaje breve”

  1. eduardo said

    Alejandro no deja de sorprenderme tu capacidad, entereza y voluntad para arrancar palabras en situaciones adversas y gratificarnos con ellas. Contarnos tus luchas y males te hacen un personaje ejemplar. Estamos a la espera y con ganas de celebrar. Abrazos desde Tlalpan

  2. Laura López López said

    Pues ojalá decidas seguir escribiendo, literaturizando la vida cotidiana, inspirando mi día y seguramente el de muchos, muchísimos más.
    Mientras tanto, felices sueños.

  3. Gerardo Martinez said

    Descansa Aura, descansa, mira que ya anocheció, ya los pajarillos duermen, la luna ya se asomó. (nochecitas adelantadas para Aura y su Blog). Duerme el sueño de los justos, repara tus heridas, cura tus entuertos, acopia fuerzas y apetito para la gran hecatombe que ofreceremos en honor de tu hijo Blogcito; mientras, que vayan lavando y secando las crateras y se pulan vajillas y cubiertos, se adornen y enbellezcan los salones y los heraldos y pregoneros retumben oidos con la noticia. Descansa y descansa todo lo que puedas, al contado o en abonos, porque la justa que se avecina lo requiere, te requiere integro, incolume y plenipotente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: